/

  • PRECIO A CONSULTAR

Titulación

  • Licencia de navegación

Eslora

  • 6 m

Plazas

  • 8

Población

  • Alicante

BAYELINER 180

  • (0)
thumb
thumb
thumb
thumb
thumb
thumb

Descripción

BAYELINER 180

El nombre Bayliner produce sensaciones positivas entre los aficionados a la motonáutica. Es una de las marcas de embarcaciones a motor más famosa del mundo, especialmente entre los aficionados y principiantes que buscan un barco básico y confiable.

Bayliner es una empresa con el natural ánimo de lucro, pero  puede parecer que actúa como un desinteresado benefactor  de todo el sector náutico puesto que convence a los aficionados primerizos de que la náutica es para ellos y, además, les proporciona barcos eficaces, económicos y accesibles. Nos parece, pues, una excelente noticia la entrada en escena de esta lancha fueraborda de 5 metros, verdaderamente accesible, bautizada con el adecuado nombre de ´Element´.

 

Bayliner Element: Una lancha totalmente asequible


El concepto de este barco se basó en los resultados de discusiones dirigidas con principiantes de la náutica. El Bayliner Element responde a las sugerencias e requisitos de los aficionados ofreciendo un barco asequible, sólido, eficaz y que proporciona una navegación tranquila, sin bruscos sobresaltos. Este es un factor clave y que responde a una de las principales inquietudes manifestadas por los aficionados en los grupos de discusión, la de  que  no es suficiente que un barco a motor sea seguro, tiene que hacer con que los pasajeros se sientan seguros a bordo en navegación. Esto requiere, entre otras cosas una elevación mínima de la proa cuando arrancamos y una buena estabilidad lateral, especialmente cuando alguno de los pasajeros cambia de posición a bordo.

También es preciso que mantenga el rumbo fácilmente cuando no esté en planeo y gire con una escora mínima. Para muchos de nosotros, un listado así significa un catamarán, pero para Bayliner, cuyos barcos tienen que mantenerse dentro de precios asequibles, la respuesta es un casco de triple quilla, basado en un monocasco con una V central y dos medias uves, una a cada costado, como si fuera un pequeño trimarán.

 

La cubierta del Element es ancha y moldeada.

Simplicidad a bordo

En vez de seguir por la vía de ofrecer una serie de opciones de configuración de cubierta y mobiliario, el Bayliner Element  está  realizado a base de un contramolde de cubierta y bañera, que no permite ninguna variación. Nos recuerda una jet boat tradicional con tres asientos simples, uno en proa, uno a media eslora y otro en popa. Cada asiento tiene una base curva con un cojín removible y viene equipado con un pequeño asidero gris de plástico para más seguridad.  La proa relativamente cuadrada, casi como la de un deck boat, ayuda a maximizar el espacio interior y aunque quizás no gane ningún premio por su impacto estético, el espacio de estiba y la cantidad de asientos que tiene esta plataforma de 5 metros relativamente poco profunda es notable.

El puesto de mando está situado a media eslora y a estribor, donde se supone que la estabilidad lateral del casco en forma de M será una ventaja para la navegación en solitario. El equipamiento incluye una consola sencilla con un soporte para los pies, un reloj único de buen tamaño con cuentavueltas y velocímetro, lo que es muy útil, y visibilidad de 360 grados. De hecho, el parabrisas, que se encuentra por encima del salpicadero y que es minúsculo no molesta absolutamente nada pero tampoco parece que pueda ofrecer mucha protección por encima del pecho.

Puesto de mando sencillo y un motor Mercury de 60 Cv que es más que apropiado.


Sin embargo, el problema aquí no es la exposición a los elementos (que suele ser vista como parte integrante de la experiencia de navegar en una pequeña lancha abierta), si no la posición del propio puesto de gobierno. El asiento del piloto está situado algo lejos de los controles así que para llegar al volante hay que sentarse en el borde del mismo, con la espalda lejos del respaldo. Es difícil mantener la espalda recta, en especial para las personas no muy altas y en un viaje largo con mar picada puede resultar incómodo.

En cuanto a los acabados, la mayor parte de lo que se puede ver está bastante bien, pero si miramos en los bastidores hay algunos indicios de que se ha improvisado. Por ejemplo, la parte de abajo de algunos de los cojines usan bloques de madera muy rudimentales para fijarlos en su sitio mientras que otros usan cuñas de plástico. El  desconector de la batería también es muy primitivo y está montado en lo que parece ser una astilla de madera atornillada al extremo interior del cofre de estribor. Este mismo cofre también contiene la batería y sin embargo no dispone de compartimentos que protejan estos componentes de cualquier equipaje suelto traqueteando en la zona de estiba.  Estos pequeños problemas son algo sorprendentes,  teniendo en cuenta que se trata de una embarcación producida en serie por una gran marca, pero también son fáciles de remediar y estoy seguro que con el tiempo los veremos solucionados.
Comportamiento sin sorpresas

Lo ponemos en marcha y es obvio que a pesar de la estabilidad lateral y de rumbo proporcionadas por el casco en forma de M, el Bayliner Element sigue necesitando una distribución de carga adecuada. Por ejemplo, al poner el acelerador a tope desde la posición de parado y con cuatro personas a bordo (dos en el medio y dos en popa) la suavidad hacia el planeo requerida por los grupos de discusión de Bayliner no se ha logrado. En su lugar tenemos cerca de diez segundos de aceleración con proa subida antes de que se vuelva a estabilizar.

Dispone de 60 Cv de potencia en el motor fueraborda Mercury de cuatro tiempos, así que con un poco más de peso a bordo, hay que estar atento y tener cuidado para evitar pasarse de trim en el giro si se quiere mantener el planeo. Sin embargo, es un barco muy fácil de manejar gracias precisamente a la suave escora en los giros que los diseñadores buscaban. Aunque no tiene enorme sensibilidad al trim tiene suficiente control para elevar un poco la proa y a pesar de no ser un barco rápido, se comporta correctamente en cualquier circunstancia para que se pueda disfrutar de un paseo sin sentirse limitado por sus prestaciones.

Lo que tenemos aquí en el fondo es un casco de tres quillas con un interior al estilo de las lanchas jet boat pero con el francobordo un poco más profundo construido por una marca acreditada. No es del todo revolucionario pero si la intención era producir un barco que no intimide, el Element se puede considerar un éxito.

ESPECIFICACIONES BAYLINER ELEMENT
Eslora máxima 4.88 m
Manga 2.13 m
Peso 712 kg
Capacidad depósito 45.4 litros
Plazas 6
Motor Mercury 60Cv BigFoot


ESPECIFICACIONES BAYLINER ELEMENT 180 XL
Eslora máxima 5.49 m
Manga 2.13 m
Peso 907 kg
Capacidad depósito 45.4 litros
Plazas 8
Motor Mercury 115Cv BigFoot

Fechas disponibles

Ver comentarios

Comentar